Entrevista a Iñaki Moreno y la Técnica Meisner

Gracias al Grupo de Trabajo de la Técnica Mamet que os presenté, he podido acceder al Taller Intensivo de Iñaki Moreno que impartirá en Coruña y Madrid en el mes de junio, ya que la culpable de tan ilustre visita es Iria Ares, compañera en el grupo de trabajo.

Aprovechando su estancia, Iria decidió hacerle una entrevista a Iñaki, y con la generosidad que la caracteriza, me la ha prestado para publicar en el blog. Disfrutadla, porque no tiene desperdicio:

El actor no es esclavo de ninguna técnica sino de las particularidades y exigencias del medio televisivo que la mayoría de las veces le dificultan muchísimo el ser honesto. Entiendo perfectamente la frustración de muchos compañeros que trabajan en televisión.

(Iñaki Moreno, actor y profesor de la Técnica Meisner).

IRIA ARES: Hace dos años voló a Buenos Aires desde España y no regresó.
IÑAKI MORENO: Por suerte me quedé en Buenos Aires porque después de unos inicios difíciles conseguí enlazar varios trabajos y ahora estoy feliz aquí.

IA: Lo hace ahora en este mes de junio con dos cursos de la Técnica Meisner que impartirá en las ciudades de A Coruña y Madrid. ¿Qué diferencias encuentra entre Argentina y España?:
IM: Los argentinos viven con una pasión especial las relaciones sociales y humanas. Prácticamente todo el mundo hace teatro y el oficio de actor se respeta mucho. El sindicato de actores en Argentina es muy fuerte y tiene mucha representación. En España deberíamos aprender de esto.

IA: Aunque reconoce que a su vuelta espera encontrarse un cambio a mejor.
IM: La situación actual es mala pero quizá esto esté creando el fervor necesario para transformar nuestra profesión y hacerla más fuerte.

IA: Pero… ¿cómo se puede evolucionar sin trabajo? ¿Sin participar en una obra de teatro, en una serie o en una película?
IM: El actor está esperando a que lo llamen para demostrar su talento. Eso es un error terrible. Hay que estar entrenado. Ensayar diariamente. ¿Por qué no ocho horas diarias? Es necesario en cualquier otro oficio. ¿Por qué para los actores no? Nadie se podría imaginar a un bailarín sentado en su casa esperando sin repasar sus movimientos básicos y sin afinar sus músculos. Pero la actuación a veces parece quedar reducida a “salir y entretener”. No señores, requiere una preparación previa, un trabajo, una memorización real y no parcial de un texto. En fin, hay mucho más. El entrenamiento y la preparación son fundamentales si se quiere desempeñar realmente este oficio. La bohemia de la vida diaria está muy bien, la filosofía del actor, pero es insuficiente. Somos fontaneros. Hay que trabajar ocho horas diarias.

IA: Y este entrenamiento, esta preparación, parece ser la base en que se fundamenta la Técnica Meisner. ¿Es importante que el actor entienda la necesidad de estar perfectamente entrenado y preparado para ejercer su oficio?
IM: Tengo la sensación de que la gran representación mediática que tienen los actores de cine y televisión hace que la mayoría de la gente que se quiere dedicar a la interpretación vea estos lugares como “el lugar al que llegar”. La actuación se convierte así en una especie de “meta a la que llegar para alcanzar un resultado concreto: el reconocimiento de tu talento”. Esto no pasa con las otras artes que son entendidas realmente como un oficio. La Técnica Meisner entiende la interpretación como algo práctico, algo físico y que se entrena. No es filosofía.

IA: Vamos concretamente al plató de cine y televisión. A veces se puede entender esta técnica, o cualquier otra, como algo muy dogmático y sectario. Incluso inservible para el audiovisual. Todos hemos escuchado el típico chiste del actor “de método” que necesita “un segundo” para meterse en el personaje. Aunque a más de uno y de una les vendría muy bien ese segundo… ¿Qué opinas sobre la gente que cree que la técnica es una esclavitud para un actor y que no le confiere esa naturalidad o frescura de la que tanto se habla y tan buscada por los “dictadores de casting”?
IM: El actor no es esclavo de ninguna técnica sino de las particularidades y exigencias del medio televisivo que la mayoría de las veces le dificultan muchísimo el ser honesto. Entiendo perfectamente la frustración de muchos compañeros que trabajan en televisión. Pienso que en tales circunstancias poder recurrir a una técnica es una liberación más que una atadura. Encontrar la honestidad en medio de tanta mentira como la que representa el medio televisivo es un lujo para el actor. Y esta técnica lo permite. No entiendo las reticencias.

IA: Mencionas un par de veces la honestidad…
IM: Es que la mecánica de la técnica Meisner consiste precisamente en eso, en ayudar al actor a conectarse con su honestidad pero de manera positiva. El entrenamiento de esta habilidad lo ejercitamos con el “juego de la repetición” que ayuda al actor a trabajar su escucha y su reacción verdadera a dicha escucha. Permite eludir todas las zancadillas que la mente crítica y la autoconciencia nos instalan e ir liberándonos poco a poco, poniendo toda nuestra atención en el otro. Esa es la clave. El otro. La escucha.

IA: Coincides entonces con la mayoría de los grandes actores cuando dicen que “actuar es muy sencillo. Sólo debes escuchar y reaccionar”. ¿Pero qué significa realmente escuchar?
IM: Escuchar es escuchar con todos los sentidos conscientes e inconscientes. No sólo cuenta la vista, el olfato, etc. sino también la intuición, la imaginación. Entrenando estos mecanismos de escucha el actor pasa a escuchar verdaderamente en escena. La escucha se transforma en algo honesto y verdadero no en “algo que el actor sabe que tiene que hacer” o que debe forzar, tampoco en algo metafísico. Es práctico, físico y se entrena.

IA: Como a toda técnica, a esta también se le exigirá unos resultados palpables, ¿podremos, en los tres días que dure el taller, reconocer en nosotros mismos como actores dichos resultados?
IM: Esta técnica ayuda a combatir la ansiedad del actor por buscar resultados tanto en escena como en sus propios procesos de aprendizaje. Entrenándola entraremos en una especie de transformación en proceso. Si entendemos la actuación como “el haber saltado de un precipicio dejándose llevar”, el taller empujará a los actores y actrices que participen en él hacia ese precipicio desde el cual, algún día, van a poder saltar. Será un empujón hacia delante. No te vayas al lugar seguro. Vete al lugar que no vas a poder controlar.

IA: Otras técnicas recurren al pasado y a la memoria para empujarnos hasta dicho precipicio, sin embargo esta técnica se centra más en el presente, en el “aquí y ahora”. ¿Por qué es tan importante esto para Meisner?
IM: El vivir presente es lo que realmente libera al ser humano. Nos enseñan desde pequeños a vivir esclavizados por el futuro y con la carga y la mochila del pasado. Esta técnica ayuda al actor a liberarse de esa mochila, aceptar sus cicatrices y vivir el presente sin saber qué va a pasar después”. Esto es tan importante porque de esta manera el único límite que uno puede tener es su imaginación. Y de nuevo, un entrenamiento adecuado puede ampliar los límites de nuestra propia autocensura y de nuestra imaginación.

IA: Ajá,  ¿ser verdadero en unas circunstancias imaginarias no?
IM: Correcto.

IA: Pero, ¿qué es la verdad? ¿Hay una única respuesta, una verdad absoluta?
IM: La verdad en Meisner es “el poder decir con verdad, pero desde la honestidad”. No mentirse a uno mismo. No es la verdad absoluta, sino la verdad de cada uno, pero transmitida de manera honesta.

El taller de tres días de la Técnica Meisner que impartirá Iñaki Moreno en A Coruña se celebrará en la Sala Gurugú en las fechas 8, 9 y 10 de Junio. Puedes solicitar información en el mail: iriazaresx@gmail.com. Iñaki también visitará la ciudad de Madrid con otro taller en la sala La escalera de Jacob del 13 al 17 de junio.

Foto de Guillermo Sirio

Si os interesan estos artículos, podéis suscribiros al blog, por ejemplo mediante un lector como Feedly: follow us in feedly

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>